Copita Menstrual

  • ¿Qué es la Copita Menstrual?

Según Wikipedia:

La copa menstrual es un recipiente que se inserta en la vagina durante la menstruación para depositar el flujo menstrual. A diferencia de los tampones, que también se usan internamente, la copa menstrual no absorbe la sangre. Más bien, se queda contenida en el interior de la copa hasta que se extrae de la vagina y se desecha el líquido o se lo devuelve a la tierra como fertilizante para las plantas.

En otras palabras: Es una recipiente de silicona que se introduce en la vagina y recoge la sangre menstrual.

 

  • Hablemos de la Copita

La primera vez que escuché sobre la Copita pensé que un invento hippie “¿Ponerse algo en la vagina para que recoja la menstruación? Qué asco”. Sí, lo pensé. Tenía una imagen mental bastante peyorativa porque “¿Cómo algo va a RECOGER y no absorber la sangre?”. Estaba muy acostumbrada al tampón. Sin embargo, la copita es mucho mejor que el tampón ¿Por qué? Porque no hace falta estar corriendo cada tres o cuatro horas al baño sí o sí para cambiarte. Y ni hablar de los primeros días, mucho menos si menstruás mucho. Mucho nivel: el primer tampón que te ponés tenés que sacártelo a la hora y media (con suerte) porque tenés las Cataratas del Niagara en la concha. Con la copita eso no pasa, podés tenerla hasta doce horas y no pasa absolutamente nada, no te manchas, no pierde, nada de nada.

Otra de las grandes ventajas es que es reutilizable y una sola copa puede durar hasta diez años ¿Te imaginás no tener que correr a comprar tampones o toallitas por diez años?
Tal vez estás pensando: “Qué asco, volver a meterme en la concha algo que ya usé todo bañado en sangre”. Calma, se lava/higieniza, por supuesto, pero bancame un cachito, eso te lo cuento unas líneas más abajo.

Comparación: Copita Menstrual-Toallitas y Tampones
Comparación: Copita Menstrual-Tampón
  • Qué lindo todo, pero ¿Cómo limpio la Copita y me coloco?

Hay varias formas de ponerse la Copita, pero antes de empezar hay tres cosas que son importantísimas:

  1. Ponete cómoda. Es fundamental que estés cómoda para colocarte la Copa. Si es la primera vez que vas a utilizarla podés hacerlo sentada en el bidet de tu casa. Yo lo hice así las primeras veces para asegurarme de no hacer lío, porque me daba cosita volcar todo y hacer un enchastre (por suerte no pasó). Ahora ya estoy canchera y lo hago sentada en el inodoro, como lo hacía antes con el tampón.
  2. Lavarse las manos. Es súper importante lavarte las manos antes de ponertela, pensá que vas a meter en tu vagina algo que va a quedarse ahí doce horas. Algunos recomiendan lavarse las manos con jabón blanco, en mí caso lo hago con jabón Espadol para asegurarme de no tener ninguna bacteria.
    Aclaración: También es importante lavarte las manos cuando vas a sacarla.
  3. Esterilizar la Copa. No te asustes, es muy fácil.  Sólo tenés que hervirla de cinco a siete minutos, dependiendo de la recomendación de la marca ¿HERVIRLA? Sí, como a las tetinas de las mamaderas de los bebés. La ponés en una ollita, dejás que hierva unos minutos y listo. Es muy importante que respetes el tiempo que te indica la marca que compraste, porque si la dejás mucho tiempo se derrite y chau.

Una vez que te lavaste las manos y la esterilizaste ya podés usarla. Respecto a la esterilización sólo lo haces cuando empezás a menstruar y cuando terminás para guardarla.
Aclaración: No la guardás así no más en cualquier lado, viene con una bolsita de tela para eso. En mí caso, la tengo en el cajón de las bombachas.

  • Ahora sí, cómo colocarla:

Cómo colocar la Copita

IMPORTANTE: Al momento de colocarla, independientemente de cómo la doblés, es necesario que te asegures de que la Copita hizo vacío para no tener pérdidas ¿Cómo te aseguras de eso? Sencillo, cuando la colocás tiene que hacer un ruidito tipo “¡Pup!” o en otras palabras tipo sopapita. Te vas a dar cuenta cuando suceda. Para chequarlo podés tocar la Copa con un dedo y fijarte que no quedo doblada en ningún lado, también podés girarla apretando apenitas la base o darle un tironcito (también apretando apenitas la base) como si fueras a sacarla.

  • ¿Cómo sacarla?

Simple: apretás un poquito la base para romper el vacío y vas deslizándola hacia afuera. No la agarres del palito, apretá la base.

Insertar-Llevar-Extraer-Repetir
  • Ahora bien ¿Cómo la limpiás para volverla a usar una vez que la descargaste?

Sencillo, la ponés bajo el chorro de agua de la canilla hasta que el agua salga limpita, no vas a tardar mucho. En mí caso, después de ponerla bajo la canilla la introduzco en un vaso con agua y unas gotitas de Espadol porque soy obse.

  • Sobre cómo limpiarla, usarla y colocarla les dejo una playlist  con vídeos que me resultaron muy útiles:

  • ¿Cómo elijo mi Copa?

Para elegir la copa que mejor se adapte a vos tenés que tener en cuenta lo siguiente: Edad y si tuviste o no partos vaginales. Tené en cuenta que cada talle puede variar según la marca.

  • ¿Qué marca de copa elijo?

Elegí la que creas conveniente.

Acá te dejo tres sites de diferentes marcas:

http://www.meluna.com.ar/

http://www.maggacup.com.ar/

https://fleurity.com.ar/

 

Esto fue todo. Si tienen alguna duda o consulta al respecto no duden en preguntarme 🙂

 

 

Anuncios